martes, 14 de mayo de 2013

¿Chistes sobre sexo? ¡Con la impotencia no se juega!


El sábado me fui a comer con una pandilla de españoles con los que suelo quedar para jugar pachangas una vez al mes en un campo de entrenamiento que hemos encontrado en la zona de Vauxhall. Son lo más cercano a una pandilla de amigos que tengo en Londres. Y eso que yo nunca he sido un tío que busque grandes amistades. 

Soy más de ir con mucha gente y no implicarme demasiado en ningún grupo. Tengo a los de la oficina, los de mi antiguo trabajo en la agencia de marketing, a toda mi lista de ex-compañeros de piso, etc. Supongo que por eso nunca me faltan cosas que hacer, siempre hay alguien que envía el Whatsapp de turno para ir a tomar una pinta. Voy con unos o con otros dependiendo de qué plan me apetece más. Todo un "super flake", que dirían los ingleses. No sé si es por el rollo de ser españoles y estar todos aquí o porque vamos todos del mismo palo, pero con estos tíos soy más yo mismo. Nos gusta jugar al fútbol pero sin ir de estrellas, que ya peinamos canas. Y luego nos vamos de barbacoa para recargar las pilas, como unos campeones. 

La cuestión es que el sábado, después de tres botellas de un vino, empezamos con las coñas. Uno de ellos ha empezado a salir con una chica y quisimos vacilarle un poco con el tema. Si lo sé, me callo. Era inevitable acabar hablando de sexo. Y yo fui el blanco de los chistes. ¿Tú qué?, ¿sigue sin levantársete? Se lo había comentado a Miguel un día que habíamos estado de copas después de una de mis sesiones de terapia, pero no pensé que él habría corrido la bola. ¡Venga hacer chistes sobre impotentes! Que si uno que la mujer había tenido tres hijos y él no funcionaba en la cama, que si viejos que compran barras de pan esperando que se ponga duro, que si cómo se dice Viagra en chino, etc. Vamos, que se vinieron arriba y acabaron fastidiándome a mí la comida. Nunca pensé que me molestarían tanto unas cuantas bromas, pero estoy a la que salto y acabé picado. Con mi impotencia no se juega


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada